Antes de Partir

En el 2005 escribió el autor el que considera su primer libro “Antes de Partir”. Un libro escrito en género epistolar y que pretendía ofrecer una serie de reflexiones en voz alta. Puso por escrito sus preguntas sobre la vida, los descubrimientos que había hecho hasta entonces, sus anhelos, los sueños, los recuerdos… de forma que el lector pudiera participar de primera mano con su lectura y, sobre todo, se hiciera cómplice de lo que iba a leer.. Terminó “Antes de Partir” en otoño de ese año, ya en Salamanca, mientras terminaba la licenciatura en Pedagogía. Fue un curso intenso para él que le enseñó muchas cosas y que le brindó el marco perfecto para concluir una obra que iniciara la primavera anterior. Para la ocasión contó con un bello prólogo de Enrique Hinojosa Baca, poeta, escritor y sobre todo amigo.

[spoiler title=”Seguir leyendo” open=”0″ style=”1″]

Prólogo de Enrique Hinojosa Baca
Me siento tierra; el terreno, unas veces pedregoso y otras arena fina, sobre el que construyo mi historia.
Con la generosidad de quien ofrece lo que tiene, Jose Chamorro nos presenta esta historia. Con un lenguaje cercano, sencillo y muy emotivo, se aleja de las dualidades clásicas del pensamiento de occidente, clara y positivamente hechizado por la filosofía oriental. Así es como consigue eternizar los momentos, eliminar las distancias y dar voz al silencio.

Siempre nos preguntamos: ¿qué hay más allá? La importancia de un camino, de un horizonte, de la tierra… En Antes de Partir podemos ver el enorme simbolismo que tienen los lugares para el autor. El significado que se le da al mar, por ejemplo, se expresa por sí mismo, reflejando unas cualidades de serenidad, libertad y paz.
Me siento agua cuando mis pensamientos se agitan e intentan poner en orden mis preferencias en la vida…

Dicen que últimamente no tenemos tiempo de sentarnos bajo un árbol a sentarnos bajo un árbol. Jose lo hace. Y lo que consigue con sus letras, hilvanando la distancia, la soledad y el silencio, es convertir todo esto en una primavera con un mensaje positivo.

Antes de partir es la historia de un viaje. Un viaje para el lector, en el que se nos va guiando por una visión interna de lo que –para el autor– debería ser la vida. Se viaja de forma sencilla por temas filosóficos y morales que es de agradecer que alguien nos recuerde de vez en cuando. Se trata de un viaje que desemboca en un final valiente, y que resume la historia en una sola frase: Un minuto fue necesario para saber que te quería.

Me siento fuego cuando descubro el amor contenido en un abrazo…
Estas cartas son sólo semillas, y a través de ellas uno se va acercando a Nazaret y poco a poco intuimos cómo va germinando el amor. Con ternura, con inocencia y con pasión. Creo en la pasión que nos mueve, la misma pasión que hace que el autor sea capaz de captar la belleza latente que hay en la inmovilidad de un árbol que simplemente está. En ese momento, una sonrisa cualquiera no tiene precio alguno y pasa a ser absolutamente imprescindible. En ese momento, uno se encuentra a sí mismo: desenmascarado, sin espejos, sin filtro ni tamiz. Sin velos que enturbien la insuficiencia de sus sentidos.

Me siento aire, muchas veces, cuando noto que bato las alas de la fantasía en dirección a mis sueños…
A veces sólo nos queda el aire… los sueños… Jose es un soñador. Realmente desea que el mundo, la vida, las personas, cambien a mejor. Empezando por uno mismo. Sé que va a ser así hasta el último momento, porque ese es su viaje personal.
Jose Chamorro, Antes de partir, nos regala algo con lo que todos soñamos: A todos nos gustaría tener una Nazaret en nuestras vidas.
[/spoiler]

Él fue compañero de viaje en la aventura que le supuso llevar hasta la imprenta esta obra, pues había amigos y gente conocida que demandaban la edición del libro.
Como no quiso remitirla a ninguna editorial, tan sólo pensó en registrarla y llevarla a una imprenta que le diera la forma que sentía que debía tener. Así fue como casi un año después, en 2007, salió a la luz y se vendieron los cien ejemplares de los que constaba la edición.

AdP ReedAhora en 2014, siete años después, tras la insistencia de muchos lectores y una profunda revisión del trabajo que hiciera entonces ha optado por reeditar Antes de Partir. Primero apareciendo en versión e-book (Kindle) y a continuación en papel, abriéndose de esta manera a las nuevas tecnologías y a una proyección de carácter más internacional.
Prueba de este trabajo es la primera carta del libro y que se puede leer más abajo. Un texto con el que abre la historia que quiso contar entonces y que hoy desea ofrecer de nuevo. Nazaret, el personaje a quien dirige todas sus cartas y que sigue siendo más actual que nunca, es ficticio ya que detrás de él se encuentran una multitud de rostros amigos. Quizá sea por ello por lo que el libro haya llegado de forma tan entrañable a los lectores que bucearon entre sus páginas.

Disponible en los siguientes puntos de venta y en las librerías de su localidad por encargo:

amazon-libro              agapea-libros               amazon-com-libros

 

[spoiler title=”Seguir leyendo” open=”0″ style=”1″]

Carta 1ª
Querida Nazaret:
¿Cuánto tiempo ha pasado ya?… no lo recuerdo. Aún puedo ver la silueta de tu sonrisa a través de la ventana del tren mientras nos despedíamos con un “hasta pronto”. Pero, ¡qué duro es el tiempo! Mi corazón ha sido el único que me ha consolado trayéndome desde el recuerdo tu rostro, tu sonrisa… la ternura de tus manos.
Hoy me estaba acordando especialmente de ti. Después de sentir la necesidad de escribirte he descubierto que hacía ya mucho que no lo hacía. Supongo que sabrás perdonarme, supongo que aún estarás ahí para leer esta carta. Puedo verte. Si cierro mis ojos soy capaz de viajar y encontrarme a tu lado. ¡Qué bella y poderosa es la imaginación!
Miro al horizonte y recuerdo tus días conmigo. Puedo vislumbrar cada instante a tu lado, cada conversación, cada gesto amable y noble que has tenido conmigo… que tienes conmigo. Pero, a veces, también es duro darse cuenta que sólo tengo recuerdos, tan sólo eso. ¡Cómo me gustaría que hoy, más que nunca, estuvieras cerca! Sin embargo, la realidad me recuerda la dureza del momento, la verdad en la que vivo. Tú no estás y yo… bueno, sólo tengo un papel y un lápiz para desahogarme con la esperanza de que pronto leas estas palabras. Con la esperanza de encontrar respuesta a todo esto.
Sé que estás ahí, detrás del cristal opaco del tiempo. Más allá de las brumas de la imaginación. No lo olvides, siempre te tengo presente, a mi lado…
… en mis sueños.
[/spoiler]