El Título

En el momento en que el autor tuvo que ponerle título al trabajo que quería presentar pensó en mantener el nombre del blog: «Desde el Silencio». Si bien la idea era acertada, sentía que no era justa del todo. Un amigo muy cercano hizo que callera en la cuenta del hilo conductor que suponían las estaciones del año. Le gusto la idea e intentó realizar combinaciones que pudieran valer como título. Así fue como dio con éste. Creo que refleja perfectamente los dos temas centrales en la obra, al tiempo que se corresponde con dos realidades cargadas de belleza para él: las estaciones (con lo que suponen en relación a la Naturaleza y como paradas donde detenerse) y el silencio (como espacio de diálogo y de encuentro con un otro humano y con el Otro trascendente).