La Forma

Considera que la apariencia que presenta la obra tiene una ventaja clara. Al ser los textos concisos, en su mayoría, no precisan de mucho tiempo de lectura lo cual es una facilidad que invita a leer. Tiene una estructura polimórfica, pues si el eje central se encuentra en la llamada hacia Algo más profundo, son muchas las caras desde las que poder acercarse a esto mismo. Esto es lo que posibilita un abanico de temas que oscilan desde lo psicológico a lo espiritual, de lo ecológico al poema, desde lo teológico a lo humano.

En muchos de los textos las estaciones del año ofrecen al lector el marco de trasfondo desde donde están escritos, pero también el fondo desde el que poder leerlos y, tal vez, sentirlos.